Presoterapia

PRESOTERAPIA
20€ 120€

La presoterapia es un tratamiento en el que se aplica una presión de aire de forma secuencial sobre el cuerpo, en dirección centrípeta, es decir, hacia el centro, para realizar un drenaje linfático.

Se trata, por lo tanto, del mismo tipo de movimiento realizado en un drenaje linfatico manual (por medio de masajes), pero en forma regular y medida, con la ventaja de que la presoterapia garantiza la aplicación del drenaje linfático en la totalidad de la superficie de los miembros.

Con esta presión ejercida hacia el centro, se realiza un masaje que empuja el líquido linfatico desde la región distal del miembro tratado (brazo o pierna) hacia la axila o la ingle, donde se encuentran los vasos linfáticos, conductos por los cuales el cuerpo elimina el exceso de líquidos y de retenciones no deseadas, que conforman el llamado sistema circulatorio de retorno. Este proceso es el que se denomina drenaje linfático.

Al mismo tiempo, al devolver los líquidos y excedentes linfaticos al sistema circulatorio de retorno, el drenaje linfatico realizado mediante presoterapia logra drenar el sistema venoso interno, evitando la aparición de varices y de otros trastornos relacionados.

Este proceso debería suceder de forma natural, pero existen trastornos que lo bloquean. Por lo tanto, la presoterapia es una forma de ayudar, mediante la presión que genera un drenaje linfático, a que el cuerpo elimine los líquidos de deshechos presentes en los tejidos, mejorando la circulación y eliminando edemas, hinchazón, retención de líquidos y celulitis, ya que ésta se produce por la acumulación excesiva de tejido adiposo.

Entre los beneficios de la presoterapia destacan la disminución de varices o edemas, la eliminación de las toxinas, la corrección de alteraciones en el sistema circulatorio y la posibilidad de eliminar la celulitis, reducirla y prevenir futuras formaciones de celulitis, o tratar problemas de vascularización o de irrigación que surgen en un postoperatorio (por ejemplo, la presoterapia se suele aplicar no sólo en piernas y glúteos, sino también en los brazos de alguien que ha pasado por una masectomía).

Quienes desean obtener una mejora estética: entre estos casos, el más común es el tratamiento de la celulitis y de la obesidad, ya que la presoterapia ayuda a eliminar la celulitis acumulada y a prevenir futuras acumulaciones adiposas que generan más celulitis, al mismo tiempo que modela el cuerpo, reduciendo centímetros.

Por lo tanto, se recomienda la presoterapia a personas que sufran de alteraciones en la circulación de retorno (venosa y linfática), que padezcan de linfoedemasedemas postraumáticos o de insuficiencia venosa, y que padezcan de varices.

Al mismo tiempo, la presoterapia es un buen tratamiento para aquellas personas que deseen adelgazar, y acompañar una dieta con un tratamiento modelador que, mediante la técnica de la presoterapia, ayude a potenciar el descenso y a modelar y tonificar el cuerpoevitar la retención de líquidos, eliminar celulitis y evitar la flaccidez característica de la obesidad o de cuerpos que han sufrido un descenso abrupto de peso.

También se recomienda el uso de la presoterapia a quienes se realizan una liposucción, aplicando sesiones de presoterapia antes y después de la cirugía, lo cual contribuye a que el tejido quede más firme (la liposucción en sí misma no garantiza la desaparición o prevención de celulitis, ni la firmeza).

Al servir para tonificar, la presoterapia se está comenzando a utilizar como complemento para deportistas. Al contrario del ejercicio físico y otras formas de tonificación, al finalizar una sesión de presoterapia se sienten las piernas más livianas y descansadas, a causa de las mejoras circulatorias, que son la base del tratamiento.

Por último, es importante destacar que la presoterapia es uno de los pocos tratamientos estéticos que no están contraindicados para embarazadas. Siempre con la supervisión y recomendación del obstetra o ginecólogo, una mujer embarazada puede recurrir sin problemas a la presoterapia, para evitar la formación de celulitis o para reducir edemas o pesadez en las piernas.

La presoterapia está indicada en estos casos:

  • Alteraciones de la circulación de retorno: venosa y linfática
  • Edemas venolinfáticos y Edemas postraumáticos
  • Linfoedemas
  • Insuficiencia venosa
  • Algo-neurodistrofias musculares
  • Varices
  • Síndrome post-flebítico
  • Problemas de vascularización o irrigación post-operatorios
  • Celulitis, en cualquiera de sus fases
  • Obesidad
  • Depuración del sistema linfático o drenaje linfático

 

Las contraindicaciones para este tratamiento son las siguientes:

Al tratarse de un tratamiento que actúa sobre el sistema circulatorio, la presoterapia está CONTRAINDICADA, principalmente, en personas que padezcan trastornos circulatorios y cardíacos de tipo grave, personas que lleven implantado un marcapasos y pacientes oncológicos.

No se permite el uso de un tratamiento de presoterapia a quienes sufran de trombosis venosa profundatromboflebitis superficial, insuficiencia arteriosa periférica grave o insuficiencia cardíaca, ni a personas que posean un marcapasos.

Tampoco los tratamientos basados en la presoterapia se recomiendan a pacientes oncológicos ni a quienes sufran de hipo o hipertensión (presión baja o alta) en forma extrema.